viernes, 20 de enero de 2017

Influenza...



Un tecito de canela con manzana...
Me lo tome a traguitos pequeños ayer en la noche mientras buscaba algo que ver en la televisión, cambie varias veces de canal porque no me pareció nada interesante la programación... así que fastidiada deje a un lado la taza, y me levante del sillón para buscar unas calcetas, el frió me calaba hasta los huesos, de paso tome una cobija y me la lleve para arroparme, el lugar se impregno del olor a canela con manzana, uno de mis aromas favoritos, quizá por eso suelo comprar aromatizantes con esta combinación.
A estas fechas van ya varios días que me esta afectando algo parecido a una gripe tremenda, de esas que te lastima hasta los ojos, los huesos, la garganta, la cabeza, los oídos y te hace garraspear a cada momento... es tan incomoda que me irrita el echo que se me alargue tanto... no he podido sanarme aunque este tomando antibióticos, parece que mis defensas iniciaron el año muy bajas.
he tenido algo de nostalgia puesto que se cumplió un año mas de la partida trágica de este mundo de mi amado hermano Alejandro, me pone triste el recordar el suceso, pero por mas que intento evitarlo no me es posible, se viene a mi cabeza cada escena vivida y si esto a mi me pone mal imagínense como se pone mi madre, pero bueno ya dejo el tema porque nuevamente me llega la nostalgia y les cuento que mis días en el trabajo han sido pesadisimos, la tensión es cada vez mas insoportable, pero hago a un lado todo lo negativo y me quedo con lo que me sirve, no vale la pena acumularlas.
Lo que no quiero acumular tampoco son estas bacterias que ya me tienen desesperada porque no quieren salir de mi cuerpo, por lo tanto este fin de semana quisiera tirarme en la cama y arroparme hasta que se enfaden de estar inactivas y decidan escapar a otro ambiente, ojala nadie mas las pesque ni siquiera mi amorcito a quien he intentado evitar al contacto para que no se le adentren porque no quisiera verla en mi estado, aunque eso a ella no le importa tanto pues sin ninguna precaución me toma las veces que se le antojen y esas no es por presumir pero son bastantes... creo que sus caricias son vitaminas para mi y lo que me ha permitido soportar de alguna manera los tediosos síntomas de esta influenza que me cargo... y bueno hasta aquí le paro porque tengo los ojos llorosos mientras escribo y la cabeza me zumba junto a los oidos... así que mejor voy por otro agradable tecito de canela con manzana... en lo que decido si me pongo a trabajar o me voy a arropar todo el día en mi cama...


No hay comentarios: